Qué son los hotspots o puntos calientes de biodiversidad

Escrito por: -

Mapa de hotspots o puntos calientes de biodiversidad
El concepto de los puntos calientes de biodiversidad (conocidos como hotspots, en inglés) es una referencia sobre el estado de conservación de la biodiversidad mundial. Acuñado por el ambientalista británico Norman Myers a finales del s.XX, se trata de zonas del planeta donde se encuentran gran cantidad de especies endémicas, únicas de ese área, y cuyo hábitat natural se encuentra amenazado o en proceso de destrucción. Es pues una forma de evalúar los peligros que enfrenta la biodiversidad mundial. Myers quería que su concepto de puntos calientes sirvieran para identificar y ayudar a conservar zonas, especies y hábitats únicos. Él señaló la existencia de 25. Hoy se cifran en 34, y todos los indicadores apuntan a que está empeorando su estado.

El criterio para determinar si una zona es un punto caliente o no, según Myers, es el siguiente: poseer al menos el 0,5% de especies de plantas vasculares endémicas, y haber perdido al menos el 70% de su vegetación primaria. Los 25 que él identificó en todo el mundo representaban solamente el 1,4% de la superficie terrestre pero albergaban las últimas poblaciones del 44% de las especies de flora vascular y del 35% de vertebrados conocidos (mamíferos, aves, anfibios y reptiles). Desgraciadamente, sólo el 38% de su superficie estaba protegido de alguna forma.

¿Dónde se encuentran los puntos calientes de la biodiversidad? Mayoritariamente, en los bosques tropicales. Pero también hay que destacar la importancia de la cuenca mediterránea, hogar de muchas especies endémicas y que ha visto un galopante deterioro en todos sus indicadores ecológicos.

Como decíamos, si hace poco más de 10 años Myers cifraba en 25 su número, hoy se coincide en elevar ese número hasta los 34. ¿Nuevas incorporaciones a esta lista negra? Japón, el cuerno de África y Melanesia oriental, por poner algunos ejemplos. Todo lo cual significa que el estado de la biodiversidad mundial va a peor. En efecto, según la organización Conservación Internacional (CI), el 86% del hábitat de estos 34 puntos calientes ha sido ya destruido. Su importancia se entenderá con estos números: representando solamente el 2,3% de la superficie total del planeta, los puntos calientes de biodiversidad albergan el 50% del total mundial de especies de pantas y el 77% de los vertebrados terrestres.

A pesar de que el concepto se ha revelado muy útil para comprender qué es la biodiversidad y dónde hay que actuar prioritariamente, hoy diferentes expertos reclaman mejorarlo, afinarlo. Por ejemplo, los investigadores Peter Kareiva y Michelle A. Marvier querrían que el concepto representara mejor toda la riqueza de especies y que tuviera más en cuenta zonas sensibles de escala más pequeña. Por su lado, científicos como Hugh Possingham y Kerrie A Wilson incorporarían al concepto de hotspots formas de valoración de coste para priorizar la inversión económica en conservación.

Vía | www.consumer.es
Fotografía | www.conservation.org

Vota este artículo:
4.00 en 5.00 Basado en 1 votos.