Campañas exitosas para recuperar a las ardillas rojas en Reino Unido

Escrito por: -

Una ardilla Roja come subida a una valla roja

¿Volveremos a ver a las ardillas rojas jugueteando por los jardines y bosques ingleses? Ésta es una pregunta todavía sin respuesta, pero hay motivos para pensar que este simpático ser no se extinguirá en el Reino Unido. Al menos, es lo que afirman voces autorizadas. Poco a poco, recuperan y extienden su hábitat, que había quedado reducido a Escocia y algunos puntos dispersos del País de Gales y norte de Inglaterra. Las campañas para evitar que desaparezcan están dando sus frutos.

Este pequeño roedor ha reinado en los bosques ingleses durante miles de años. Hasta que fue desplazado por su prima hermana, la ardilla gris, traída del otro lado del Atlántico por las familias adineradas inglesas que las utilizaron para decorar sus jardines, a finales del siglo XIX.

Desde entonces, las ardillas grises se han extendido de forma increíble. Mayores en tamaño, son portadoras de la viruela, una temible enfermedad a la que son inmunes, pero que contagian mortalmente a las ardillas rojas.

El príncipe Carlos, así como sociedades conservacionistas del Reino Unido, realizan intensas campañas para conseguir la recuperación de las poblaciones de ardillas rojas. Y no es de extrañar. Estos tímidos y dulces seres despiertan la simpatía de los ingleses, que las consideran encantadoras, irresistibles y casi un símbolo de la tradición del país.

Un ejemplo de su recuperación se ha producido en la isla de Anglesey: de 40 ejemplares han pasado a 300 en la última década. De todos modos, no es fácil celebrarlo cuando los progresos se logran a costa de exterminar a la gris. Un procedimiento muy polémico que activistas defensores de los animales, como la RSPCA, han repudiado.

En este tema existen dos maneras opuestas de enfocar la delicada situación: frente a los partidarios de “eliminar” a las ardillas grises, se levantan las voces de quienes apuestan por la convivencia entre ambas especies a través de una adecuada gestión del entorno y del desarrollo de una vacuna contra el virus de la viruela, que tanta mortandad ha causado entre las ardillas rojas. ¿El control letal como único control?. Sinceramente, no sabe igual una bella visión de ardillitas rojas si detrás hay un exterminio de las grises, habitualmente abatidas, envenenadas y capturadas.

Vía | www.telegraph.co.uk
Fotografía | Gilles Gonthier

Vota este artículo:
Ningún voto ¡Sé el primero!  
 
 

© 2004-2014 Blogo.it, algunos contenidos registrados bajo licencia Creative Commons.
Para más información sobre oportunidades publicitarias y proyectos especiales en Blogo por favor, contacte con el equipo comerical de Populis International Ltd.

Blogo es una marca afiliada a Blogo.it. Oficina registrada Tribunale di Milano n. 487/06, P. IVA 04699900967.