El convenio internacional de los pueblos indígenas contribuye a la protección de las selvas

Escrito por: -

Indígena del Amazonas
A la hora de elegir una banda sonora que me acompañe mientras tecleo estas líneas lo tengo claro: Marcos Valle. En concreto Escape, su disco de 2001. Y no sólo por que la mezcla de Bossa Nova y ritmos electrónicos es una compañía idónea sino porque había una canción que quería volver a escuchar: O Ìndio é o Brasil (El Indio es el Brasil). El propio Marcos contaba como la compuso “porque creía que los indígenas debían ser una parte importante de Brasil. Ahora viven en zonas concretas a las que hay gente que llega y hace suyas. No se habla suficiente de su situación”. Precisamente para sensibilizar acerca de esa situación de la que habla el veterano cantante carioca nació el Día de los pueblos indígenas, que se celebra el próximo domingo 9 de agosto.

La organización Survival –dedicada a la defensa de los pueblos indígenas desde hace cuarenta años– centra sus esfuerzos en una campaña que intenta que todos los estados ratifiquen la legislación que protege a los indígenas. Una causa que va de la mano de forma indisociable con la protección del medio natural donde viven estos pueblos. El tratado internacional en cuestión es el llamado Convenio 169, un documento promovido por la OIT (Organización Internacional del Trabajo) que reconoce el derecho de propiedad de las tierras que habitan, su igualdad con respecto a cualquier otro ciudadano y su libertad en la toma de decisiones acerca de temas que les afecten.

Los responsables de la campaña de Survival explican como este convenio es más poderoso que la Declaración sobre Pueblos Indígenas de la ONU porque obliga a los gobiernos que lo ratifican a su cumplimiento. Entre los estados que han firmado están la mayor parte de los centroamericanos y sudamericanos así como tres de la Unión Europea (entre ellos, España). Pero aún queda mucho camino por andar: Australia, Canadá o EE.UU. no se han sumado al tratado pese a que sus fronteras acogen pueblos indígenas. Tampoco lo han ratificado países como Gran Bretaña o Francia escudándose en argumentos tan ridículos como que en su territorio no habitan indígenas. Lo ridículo se convierte en actitud hipócrita cuando se descubre que empresas de titularidad estatal de ambos países tienen intereses comerciales en tierras habitadas por pueblos indígenas. Una mente malpensada podría pensar que no quieren atarse las manos ante futuras (o pasadas) tropelías.

Esta legislación internacional de la OIT –la única que protege los derechos territoriales de los pueblos indígenas y tribales- se convierte así en un instrumento clave en la lucha para salvar las selvas de todo el mundo. Davi Kopenawa, un chamán (si se prefiere, un representante) de la Amazonía brasileña al que llaman El Dalai Lama de la selva, tiene claro que “este convenio garantiza nuestros derechos”. Lo dice el portavoz de un pueblo que durante generaciones ha vivido en, con y de esta tierra y que ha sufrido en sus carnes las amenazas que se ciernen sobre ella: minería indiscriminada, prácticas ganaderas invasivas, contaminación de ríos, talas ilegales,…

Un ejemplo palmario es el de los Yanomami que, tras miles de años viviendo prósperamente en las selvas de Brasil y Venezuela, se enfrentan a su desaparición. Los treinta mil yanomami viven en el mayor territorio indígena selvático del mundo (su tamaño es el de Andalucía) pero la minería supone el mayor peligro al que se han enfrentado pues ha traído enfermedades que les diezman como la malaria y contaminación –en forma de mercurio- para sus ríos y bosques, que es veneno para toda forma de vida. Un funesto dos por uno que los estados sudamericanos de los que son ciudadanos no son capaces de combatir. Los pueblos indígenas se encuentran entre los más vulnerables (y maltratados) del mundo. La gente de Survival tiene claro que cuando se les arrebata su tierra, a menudo en nombre del desarrollo, se avanza un paso más hacia la su condena y la de su entorno natural.

Vía | www.survival.es
Fotografía | Inmigrante a media jornada

Vota este artículo:
Ningún voto ¡Sé el primero!  
 
 

© 2004-2014 Blogo.it, algunos contenidos registrados bajo licencia Creative Commons.
Para más información sobre oportunidades publicitarias y proyectos especiales en Blogo por favor, contacte con el equipo comerical de Populis International Ltd.

Blogo es una marca afiliada a Blogo.it. Oficina registrada Tribunale di Milano n. 487/06, P. IVA 04699900967.