Regar las plantas sin malgastar agua

Escrito por: -

Regadera en un jardín, junto a una alberca

Regar las plantas parece un juego de niños, pero es importante adaptarnos a las necesidades de las plantas e intentar no malgastar el agua. EcologiaBlog te sugiere algunas técnicas simples que pueden ayudarte a regar de forma más responsable con el medio ambiente.

Por supuesto, recoger el agua de lluvia es una magnífica opción para regar las plantas, crecen mucho mejor que con la del grifo, tratada con químicos que pueden molestar a su desarrollo. Pero, si te resulta un engorro o vives en un lugar donde no suele caer ni una gota, existen otras posibilidades de regarlas.

Lo primero que hemos de preguntarnos es si nuestras plantas necesitan menos agua de lo que quizas pensamos, incluso si estamos regando de forma superficial. Cada planta tiene unas necesidades de riego que hay que conocer, pero por norma general, echar un poco de agua a menudo o regar demasiado seguido no es tan aconsejable como hacerlo de forma abundante cada diez días. La razón es que el agua no penetra en el suelo de forma profunda, y acabamos desarrollando raíces cerca de la superficie. Por ello, lo mejor es regar cada cierto tiempo.

Otro modo de disminuir el consumo de agua es regarlas con la que usemos para lavar las frutas y las hortalizas, aunque siempre será un agua con restos de productos químicos o alteraciones debidas a haber añadido alguna fórmula para su limpieza.

Es aconsejable utilizar la regadera para controlar mejor las cantidades de agua, mejor si es por la mañana o a última hora de la tarde, para evitar que el agua se evapore por el calor del sol. Una técnica útil especialmente para las plantas muy sedientas es poner agua en un plato, sobre el que descansan las macetas. de una botella de plástico hacia abajo en el suelo al lado de las plantas. Otra manera de mantener las plantas húmedas, sobre todo cuando vamos a ausentarnos una larga temporada, es alejarlas de la luz directa del sol y regarlas de forma intensa antes de marcharnos.

Para reforzar el efecto, puedes poner turba mojada alrededor de las plantas. Y, si vas a ausentarte durante una larga temporada, será recomendable el riego por goteo. Un modo casero y muy sencillo de hacerlo es reciclar una botella grande de plástico, hacerle un pequeño agujero en el tapón, y colocarla boca abajo sobre la tierra.

Vía | www.une-eau-pure.com
Fotografía | Sunfox

Vota este artículo:
Ningún voto ¡Sé el primero!  
 
 

© 2004-2014 Blogo.it, algunos contenidos registrados bajo licencia Creative Commons.
Para más información sobre oportunidades publicitarias y proyectos especiales en Blogo por favor, contacte con el equipo comerical de Populis International Ltd.

Blogo es una marca afiliada a Blogo.it. Oficina registrada Tribunale di Milano n. 487/06, P. IVA 04699900967.