Consejos expertos para limpiar casas donde viven personas con problemas respiratorios

Escrito por: -

Ventana abierta con vistas al cielo

Sin más preámbulos, voy a resumiros el interesante chat de Frederic de Blay, prestigioso médico en enfermedades respiratorias, con los lectores de Le Monde. Sus respuestas a las dudas de los cibernautas aclaran cuestiones importantes sobre cómo descontaminar y limpiar las casas en las que viven personas con problemas respiratorios: desde alergias a neumonías, bronquitis, costipados, etc.

¿Enfermedad de bronquios? Una madre, con su bebé de 16 meses enfermo de los bronquios, preguntó cómo limpiar la casa, cuyo aire es muy seco. Ante esta cuestión, de Blay es muy claro. Lo primero siempre es acudir al médico para saber si existe una enfermedad respiratoria, aclarando que ésta podría estar relacionada con el hábitat. No aconseja, sin embargo, poner un humidificador, pero sí “hidratar al niño”.

También se le planteó el caso es de un niño de 4 años con alergia a los ácaros del polvo… Aquí, si la alergia persiste aunque su habitación sea limpiada con escrúpulo y ventilada, carezca de alfombras, cortinas, etc. el médico aconseja, de nuevo, acudir al especialista para realizarle la prueba de alergia. A su vez, conviene cubrir el colchón con una funda antiácaros y hacer la prueba de Acarex, un test fácil y fiable.

Este experto se pronunció sobre la conveniencia de tener una planta en su habitación. La respuesta es afirmativa, pero sin echar cohetes, que digamos:

En ausencia de cualquier enfermedad, no es realmente una mala cosa. Sin embargo, si son asmáticos, alérgicos, si usted tiene una enfermedad pulmonar crónica, esto puede representar un riesgo porque hay un montón de moho en el suelo en que crece la planta, que se capaz de inducir la enfermedad, algunos de los cuales pueden ser muy graves. (Traducción libre)

A continuación, otros valiosos consejos de Frederic de Blay, ésta vez agrupados por temas:

Acciones simples que ha de seguir un alérgico a los ácaros del polvo: El objetivo es eliminar el mayor número posible de ácaros. Lo lograremos cubriendo el colchón con una funda anti ácaros, con una almohada y un edredón sintéticos, y lavando el edredón y almohadas cada tres meses a la temperatura más alta posible. Más consejos: huir de los peluches, de los suelos que no sean lisos, es decir, de alfombras y moquetas. En caso de tenerlo, extremar la limpieza, cerrar armarios, evitar los lugares donde se acumula el polvo, como las dobles cortinas, las alfombras colgadas de la pared, y las pinturas de pared con formaldehído o compuestos orgánicos volátiles (COV) etc.

Además, el doctor recomienda vacunarse contra la gripe A a los enfermos de rinitis alérgica, sin no son alérgicos a los huevos:

Los pacientes con rinitis alérgica son en particular las personas en situación de riesgo del virus H1N1 de la gripe. En publicaciones recientes en América del Norte, los jóvenes que hicieron la gripe grave y tenía un historial de problemas médicos, el asma representó la mayor fracción de los afectados. (Traducción libre)

El asma alérgica requiere, más que limpieza, cuyos resultados no están probados, eliminar los alérgenos a los que se es alérgico: los ácaros del polvo, gatos, perros, etc.

Pero, ¿Es necesario desprenderse de las mascotas? Alguna puerta abierta deja Frederic de Blay. Si bien no recomienda el purificador de aire por ineficaz . Aunque, puestos a elegir, prefiere humidificadores con filtros HEPA (High Efficiency Particulate Air), capaces de reducir los niveles de alergenos de perros y gatos en el aire, pero sólo de modo experimental. Por lo visto, en una casa que tiene un gato o un perro, las concentraciones son tales que estos purificadores no nos son útiles, aunque la cosa mejora si paamos una aspiradora con un filtro HEPA.

Con respecto al aire acondicionado, el galeno advierte de la importancia de su mantenimiento: los síntomas del asma o de la rinitis, por ejemplo, pueden aumentar si en los sistemas de aire acondicionado prolifera el moho. Por contra, logra reducir ácaros en las zonas donde la primavera y el verano es muy caluroso y húmedo. Y, tengamos aire acondicionado o no, hay que ventilar la casa, por lo menos, entre 15 a 30 minutos al día.

Por mucha contaminación que haya afuera, también la tenemos adentro, por lo que hay que elegir las horas de menor tráfico y abrir las ventanas:

Mantener una casa cerrada es una fuente de aumento de la humedad relativa, el moho, los alergenos de retención y posiblemente contaminantes químicos. Por lo tanto, el consejo es ventilar, ventilar …y evitar las horas punta de tráfico. (Traducción libre)

Vía | www.lemonde.fr
Fotografía | toxickore

Vota este artículo:
4.00 en 5.00 Basado en 1 votos.  
 
 

© 2004-2014 Blogo.it, algunos contenidos registrados bajo licencia Creative Commons.
Para más información sobre oportunidades publicitarias y proyectos especiales en Blogo por favor, contacte con el equipo comerical de Populis International Ltd.

Blogo es una marca afiliada a Blogo.it. Oficina registrada Tribunale di Milano n. 487/06, P. IVA 04699900967.