Algunos consejos para consumir menos embalajes

Escrito por: -

Fruta empaquetada en el escaparate de una frutería

Es difícil sobrevivir en un mundo plastificado sin tener que irse a la montaña, como el pobre Miguel de la canción. Reducir la cantidad de envases en nuestras vidas requiere de un cierto aprendizaje y concienciación. Si concienciado ya estás, aquí tienes unas cuantas ideas para reducir los embalajes de tus compras.

Lo del embalaje lleva un ritmo que es un horror. Cosas de la modernidad, por embalar, en los supermercados embalan hasta las frutas, e incluso de una en una… y con unos materiales plásticos difícilmente reciclables. ¿Qué hacer? En primer lugar, aunque suene muy drástico: huir de los productos innecesariamente envasados, lo que también implica comprar menos.

Sí, frenar nuestro impulso de comprar y aprender a vivir con menos es un modo efectivo de contribuir a mantener un planeta limpio y, por supuesto, a conseguir una vida mucho más libre de envases.

Comprar en tiendas de segunda mano, alquilar o pedir prestado y, si se trata de alimentos, a agricultores locales, o en tiendas que venden frutas y verduras sin envasar, por ejemplo. Y por supuesto, nunca olvidar las bolsas de compra reutilizables.

Hacer nuestros propios panes, conservas, bizcochos y comer comida casera también mantiene a raya los envases. ¿Que es mucho esfuerzo cumplir todo esto, con los tiempos tan atareados que corren? Tranquilos, hay otras opciones, como comprar a granel, llevar el bocadillo o la comida al trabajo en bolsas y contenedores reutilizables.

En el tema de la limpieza, puedes reducir el consumo de envases si fabricas tus propios productos con ingredientes naturales, como el bicarbonato de sodio, el vinagre blanco, etc. E, igualmente, tu aseo personalrequerirá menos plásticos si eliges envases más grandes, si fabricas tus fórmulas caseras y si utilizas tan sólo los artículos realmente necesarios.

Vía |www.re-nest.com
Fotografía | Cayetano

Vota este artículo:
Ningún voto ¡Sé el primero!