Transferencia tecnológica para combatir el cambio climático

Escrito por: -

Negociaciones entre oriente y occidente

China reclama que los países desarrollados hagan accesibles sus tecnologías de ahorro energético y de reducción de emisiones al resto del mundo para de esa manera combatir el cambio climático de manera efectiva entre todos. El mundo desarrollado y sus nuevas industrias verdes se resisten de momento.

Ésta es una reivindicación recurrente en las rondas internacionales de negociaciones climáticas organizadas por la ONU en el marco del actual Protocolo de Kyoto, y volverá a salir en la cumbre de Copenhagen 2009. El argumento de China es que a todo el mundo se le pide que tome compromisos de reducir emisiones para evitar la catástrofe climática mientras que hay empresas con patentes sobre las tecnologías necesarias para ello que se van a beneficiar de estas acciones. Sugieren que para despejar toda duda sobre los intereses económicos en el asunto, y para facilitar que todo el mundo participe en la lucha contra el cambio climático, las patentes de tecnologías limpias no se apliquen a los países subdesarrollados y que se puedan utilizarlas localmente sin tener que pagar por ello. Es una discusión similar a la que hay sobre las patentes de algunas vacunas o medicamentos, que algunos países subdesarrollados han decidido no respetar porque no pueden pagar y no consideran justas.

¿Qué se dice desde el primer mundo? Que el I+D+i tiene un coste, y nadie lo haría si no fuera posible recuperarlo al patentar los resultados. Además hay miedo a que China, la fábrica del mundo, se haga con los inventos occidentales e invada los mercados europeos y americanos con su producción barata de la tecnología que Europa o Norteamérica han creado.

Desde luego, habrá que encontrar una solución. No creo que sea una postura muy correcta la del mundo occidental de pedir a todo el mundo que haga esfuerzos mientras pasan con el platillo, si de verdad queremos detener esto habrá que dejar de buscar el lucro en la situación y pensar con la cabeza. Por otro lado, tampoco es conveniente dejar a las empresas privadas fuera de esta lucha, no nos lo podemos permitir. Que se sienten y que negocien, ¿tal vez tarifas variables por las patentes en función de la situación económica de cada país?

Vía | climateprogress.org
Fotografía | Ramez Quneibi

Vota este artículo:
Ningún voto ¡Sé el primero!