Los peces pierden la capacidad de oler el peligro por la acidificación del océano

Escrito por: -

Primer plano de un pez rojo nadando

Por ahora sólo se ha experimentado con peces payaso y damiselas, pero los científicos afirman que la mayoría de los peces marinos sufriría problemas similares. Perder la capacidad de oler el peligro sería la consecuencia de las elevadas concentraciones de dióxido de carbono en el agua.

Es la llamada acidez de los océanos, producida cuando el CO2 se disuelve en el mar, y además de causar otros daños en el ecosistema, ahora sabemos que también afectará al olfato de los peces. Su impacto será grande pues, hoy por hoy, el aumento de la acidificación parece imparable.

Lógicamente, esta incapacidad para oler a los depredadores amenaza gravemente su supervivencia, ya que en océanos ácidos, los peces dejan de oler el peligro y se convierten en mucho más vulnerables, según revela esta nueva investigación.


En la investigación, llevada a cabo por la Universidad James Cook en Queensland, Australia, pudo comprobarse cómo los peces criados en agua con niveles elevados de dióxido de carbono -concentraciones como las previstas antes de finales del siglo- no podían distinguir el olor de los depredadores, incluso parecían atraídos por su olor.

Éste es el primer estudio que sugiere que la acidificación del océano también podría afectar a los peces, y no sólo a los crustáceos y arrecifes, como ya se sabía. Igualmente, las predicciones esperan que los mares se tornen más y más ácidos, aspirando los niveles de CO2 de la atmósfera. Niveles que, dicho sea de paso, son consecuencia de la actividad humana, aunque seguramente esto ya lo sabías.

Vía | www.telegraph.co.uk
Fotografía | Fluxxus1

Vota este artículo:
Ningún voto ¡Sé el primero!