La regla de las 3R y el jabón de manos.

Escrito por: -

Fotos de jab�³n casero.

Sin haber oído nunca la palabra “ecología”, la mayoría de nuestras abuelas ponen perfectamente a la práctica la “Ley de las 3R” (Reducir, Reutilizar, Reciclar) aprovechando todo lo que pueden de todo lo que tienen a su alcance, desde la botellas de plástico a los tomates, pasando por los jabones, tetrabricks o los pantys viejos.

La mía, a la que observo detenidamente desde que empecé la aventura de ecologiablog.com, siempre dice que pasar una guerra te enseña a no desperdiciar nada y yo he decidido aprender de ella (saltándome lo bélico del asunto –por suerte) para poder vivir de un modo más sostenible.

Entre algunos de los muchísimos trucos ecológicos que me ha enseñado hasta el momento (ni que decir tiene que ella se monda de risa con la palabreja), y que intentaré ir compartiendo con vosotros, está el reciclaje de las pastillas de jabón.

Mi abuela, que sin saberlo es una ama de casa 100% ecofriendly, no usa nunca jabones líquidos para lavarse las manos (menos económicos y ecológicos que las pastillas de toda la vida), pero claro, llega un momento en que las pastillas se desmenuzan y quedan tan pequeñas que es fácil que se escurran por el lavamanos y terminen taponando las tuberías.

Para que esto no pase, cuando la pastilla empieza a tener una medida complicada hay que poner una nueva (elemental, ya lo sé) y guardar el trozo pequeño en un bote. Al cabo de un tiempo, el bote estará lleno de trocitos de jabón y ya tendremos material suficiente para reciclarlos y crear una nueva y original pastilla.

Antes que nada habrá que derretir los trozos de jabón, lo que se puede hacer en un cazo viejo o al microondas (yo os lo cuento a la antigua, que es como me han enseñado, pero os dejo un tutorial para hacerlo de manera más cómoda). Basta con ponerlos con un poco de agua a fuego lento y esperar a que se derritan un poco (removiendo de vez en cuando). Una vez derretidos (ojo, no hace falta que se derritan del todo, si quedan trocitos también es divertido), esperamos a que la mezcla se enfríe un poco y se le da la forma deseada (amasando o vertiéndola en un molde). Al cabo de unas horas, cuando ya esté frío del todo, ya podremos utilizar nuestra nueva pastilla de jabón.

El tutorial:

Recycle your old Soap - More DIY How To Projects

¿Qué os parece?

Vía | www.instructables.com
Fotografía | Seagrape1954

Vota este artículo:
Ningún voto ¡Sé el primero!