Se toman mejores decisiones con la vejiga llena, sugiere un estudio

Escrito por: -

Se�±ales de lavabo

Las personas con la vejiga llena toman decisiones más acertadas debido a que el mecanismo cerebral de auto-control proporciona moderación en todas las áreas a la vez. Los psicólogos de la Universidad de Twente, en los Países Bajos, han hallado que las personas con la vejiga llena pueden controlarse mejor y detener la toma de decisiones importantes, lo que conduce a un mejor juicio o a una decisión más reflexionada.

Es decir, que ese mecanismo de autocontrol que hace que retengamos nuestras micciones hasta el momento y lugar oportuno, evita también que tomemos decisiones impulsivas. Curioso. Seguramente a muchos la experiencia os dirá que llega un punto en el que uno hace cualquier concesión, por poco reflexiva que sea, con tal de aliviar la vejiga. Este hecho, constatado tantas veces como humanos hay en la Tierra, no contradice los resultados del estudio.

Al contrario, viene a decir que si puede usted evitar hacerse pis encima, aun teniendo la vejiga llena, podrá sin duda evitar hacer otras cosas. Y hay más: de acuerdo con los psicólogos, tan sólo pensar en palabras relacionadas con la orina o el acto de orinar, tiene el mismo efecto controlador. Me parece a mí que este estudio no sólo echa por tierra muchas ideas populares sino que también rompe muchos tabúes. ¿Cree usted que nadie se tomará un litro de agua antes de comprar una nevera? Todo se andará.

Este estudio, que ha sido publicado en la revista Psychological Science, contradice investigaciones anteriores que han hallado que las personas que se ven obligadas a contenerse ponen más presión sobre sus cerebros y les resulta difícil ejercer el autocontrol. Pero Mirjam Tuk, quien dirigió el estudio reciente, dice que las señales de control del cerebro resultan en un aumento no intencional en el control de otras tareas.

En su estudio, Tuk pidió a los voluntarios que bebiesen o cinco tazas de agua, que contienen 750 mililitros, o que tomasen pequeños sorbos de agua de cinco tazas separadas. Después de 40 minutos, el tiempo estimado en el que el agua se cree que llega a la vejiga, los investigadores evaluaron el autocontrol de los voluntarios. Se les pidió que hiciesen ocho elecciones que iban desde recompensas pequeñas e inmediatas, hasta recompensas más grandes pero no inmediatas. Quienes tenían la vejiga llena esperaron a las recompensas más grandes.

Vía | www.telegraph.co.uk
Fotografía | Advencap

Vota este artículo:
Ningún voto ¡Sé el primero!  
 
 

© 2004-2014 Blogo.it, algunos contenidos registrados bajo licencia Creative Commons.
Para más información sobre oportunidades publicitarias y proyectos especiales en Blogo por favor, contacte con el equipo comerical de Populis International Ltd.

Blogo es una marca afiliada a Blogo.it. Oficina registrada Tribunale di Milano n. 487/06, P. IVA 04699900967.