Sydney: escultura de hielo de un oso polar simboliza el efecto del cambio climático

Escrito por: -

Una escultura de hielo de tamaño natural de un oso polar está en exhibición en una plaza céntrica en Sydney Australia, y, a diferencia de lo que suele pasar con las esculturas, el público está de hecho invitado a tocarla –invitación tras el pago de dos dólares australianos, eso sí- ayudándole a derretirse para simbolizar el impacto de la humanidad sobre el medio ambiente. El oso de hielo fue tallado en un bloque de 10 toneladas de hielo por el renombrado escultor británico Mark Coreth.

Cuando se derrita, desvelará un esqueleto de bronce. Esta es la sexta parada en una gira mundial, apareció por primera vez en Copenhague en 2009 y desde entonces ha visitado Londres, Montreal, Toronto y Manchester. En Sydney, los dos dólares pagados por los “tocadores” serán destinados a las organizaciones ecologistas WWF Australia, Australia Coalición del Clima y 1 Million Women, una campaña de “hijas, hermanas, madres y abuelas” que trabajan para reducir la contaminación de carbono.

Simbólicamente, el lento derretimiento del oso polar es una reproducción de la situación de la especie, que parece no conseguir ayuda ni siquiera de aquellos que comparten su amenazado hábitat. Recientemente, varios grupos indígenas de Alaska demandaron al Servicio de Pesca y Vida Salvaje de Estados Unidos por su decisión de designar como hábitat crítico del oso polar casi 500 mil kilómetros cuadrados de la región conocida como North Slope.

Qué decir de la triste historia de la hembra de oso polar que estuvo nadando durante nueve días consecutivos y cubrió una distancia de 687 kilómetros, todo en busca de un trozo de hielo sobre el que cazar. La odisea se supo gracias a que investigadores del Servicio Geológico de Estados Unidos le habían colocado un collar con GPS con el objetivo de seguir sus movimientos durante dos meses.

Vía | www.smh.com.au

Vota este artículo:
Ningún voto ¡Sé el primero!