La cría de la rata de la caña para la alimentación humana, una de las recomendaciones para frenar la caza de animales salvajes

Escrito por: -

rata de la ca�±a

Aumentar la cría en granjas de animales silvestres como las ratas de la caña es una de las recomendaciones surgidas de una reunión internacional sobre el comercio ilegal de carne de animales salvajes y la seguridad alimentaria que acaba de finalizar en Nairobi, organizada por Convenio sobre la Diversidad Biológica (CDB), la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (CITES) y el Centro para la Investigación Forestal Internacional (CIFOR).

Otra recomendación clave es el apoyo a la recolección sostenible de productos forestales no maderables, tales como la apicultura. Todas medidas para frenar el creciente y lucrativo negocio del comercio ilegal de carne y partes corporales de mamíferos, aves y reptiles salvajes, actividad que está causando el llamado síndrome del bosque vacío: un bosque prístino, al que la tala ilegal aún no ha llegado, está inusualmente callado, las frutas se pudren en el suelo debido a que no hay animales que las coman.

Este síndrome está amenazando la seguridad alimentaria, especialmente en África Central, pero no existe una solución sencilla. Como señala el comunicado de prensa emitido tras la reunión, en la cuenca del Congo, por ejemplo, la creciente población y el comercio desde las zonas rurales hacia las urbanas, unido a la falta de un sector productor de carne de ganado, son las principales causas de la elevada caza de animales salvajes.

Para que el consumo de carne salvaje pudiera ser sustituido por carne de ganado criada en granjas, hasta 80% del territorio de la República Democrática del Congo tendría que ser pastos, algo inviable. Por lo tanto, no hay otra alternativa que hacer uso de la fauna silvestre para la alimentación más sostenible, de allí que se aconseje la creación de granjas de pequeños animales, como las ratas de la caña.

De esta manera quizá podría atajarse el problema de la falta de alimento y a la vez reducir la caza desmedida de otras especies salvajes, muchas de ellas peligrosamente cerca de la extinción:

La caza indiscriminada de la fauna tropical y subtropical pone en peligro el sustento de las comunidades locales e indígenas, así como la estabilidad a largo plazo de los servicios de los ecosistemas forestales y su aprovechamiento económico, incluyendo la producción de madera y el almacenamiento de carbono. Por ejemplo, hasta 75% de las especies de árboles tropical dependen de la dispersión de semillas que realizan los animales. Muchas especies de árboles ya no será capaces de reproducirse si sus dispersores de semillas son cazados hasta la extinción local. (Traducción propia)

Vía | www.cites.org
Fotografía | rbairdpccam

Vota este artículo:
Ningún voto ¡Sé el primero!