Ideas para unas vacaciones ecoamigables

Escrito por: -

Paseo por un camino de tierra rodeado de naturalezaLas vacaciones traen novedades, imprevistos y trasiego, pero no son una excusa para dejar de pensar en el medio ambiente. También en verano debemos cuidar el entorno, y podemos hacerlo de forma simple siguiendo las recomendaciones de la Agencia de Medio Ambiente y Gestión de la Energía (ADEME) de nuestro país vecino.

Las sugerencias que nos hace este organismo galo sirven para el día a día en esta época estival, tanto si somos turistas como si no nos movemos de casa. Y no sólo miran por el medio ambiente, sino que también lo hacen por nuestra salud, cosa que está muy bien.

¿Que cerramos la puerta? Uno de sus consejos es preferir los establecimientos turísticos (hoteles, comercios y demás intalaciones) con la famosa ecoetiqueta. No sólo por ofrecer servicios más ecológicos, sino porque suele ser más fácil que también tengan alimentos orgánicos para una dieta saludable.

En cuanto al transporte, primer causante del cambio climático, preferir el medio menos contaminante: en tren siempre contaminaremos menos que en coche o avión. Y si conducimos, hacerlo de forma segura e inteligente para nosotros y el medio ambiente. Además, cuando hayamos llegado a destino, siempre que podamos prescindamos del coche para pasear y admirar los nuevos paisajes.

Si hablamos del equipaje, la máxima es reducir. Es decir, cuanto menos, mejor. Para que nos hagamos una idea: el peso de las maletas pide más combustible, y ello implica más emisiones de CO2. ¿Y si abrimos las maletas? Cuando lo hagamos, mejor encontrarnos productos naturales (por ejemplo, los protectores solares químicos contaminan el mar que da gusto, si los elegimos …) y productos no desechables para evitar residuos, entre ellos las pilas recargables.

Una vez en un camping, o al dar un paseo o ir de picnic en plena naturaleza, no dejar residuos. Llevemos nuestras propias bolsas de basura y buscar contenedores o papeleras donde tirarlas, no dejemos las colillas tiradas y bajo ningún concepto hacer fuegos para cocinar ni para nada. El riesgo de incendios se multiplica en periodo estival.

Si la casa se queda sola, apaguemos los electrodomésticos y demás aparatos innecesariamente conectados a la luz, sobre todo si son vampiros eléctricos. Por contra, si toca quedarse en casita, también podemos practicar una actitud verde de un sinfín de modos: no abusar del aire acondicionado, mantener las persianas bajadas durante las horas de más sol y regar las plantas por la mañanita o por la noche para evitar que se evapore.

Vía | www.20minutes.fr
Fotografía | Marysol

Vota este artículo:
Ningún voto ¡Sé el primero!  
 
 

© 2004-2014 Blogo.it, algunos contenidos registrados bajo licencia Creative Commons.
Para más información sobre oportunidades publicitarias y proyectos especiales en Blogo por favor, contacte con el equipo comerical de Populis International Ltd.

Blogo es una marca afiliada a Blogo.it. Oficina registrada Tribunale di Milano n. 487/06, P. IVA 04699900967.