Natural Capital Project: el valor de la naturaleza puede ser cuantificado

Escrito por: -

Gretchen Daily, profesora de biología la Universidad de Stanford, es, según The New York Times, una de las pioneras en el creciente esfuerzo mundial para proteger el medio ambiente mediante la cuantificación del valor del capital natural. También llamado servicios ecosistémicos, este capital engloba los bienes y servicios que la naturaleza nos ofrece de forma gratuita y que son fundamentales para nuestra vida. Daily es uno de los científicos que intentan introducir estos beneficios en los cálculos de las empresas y los gobiernos.

Daily es cofundadora del Natural Capital Project -Proyecto Capital Natural- una empresa conjunta entre el Instituto Woods para el Medio Ambiente de la Universidad de Stanford, el Instituto del Medio Ambiente de la Universidad de Minnesota, The Nature Conservancy y el Fondo Mundial para la Naturaleza. Juntos, dicen estar desarrollando herramientas para la cuantificación de los valores del capital natural de una manera clara, creíble y práctica.

Entiendo que consiste en mostrar de forma científica a las empresas y los gobiernos cuál será la ganancia de invertir en la protección de la naturaleza. La naturaleza, como cualquier otra inversión, necesita ser rentable para convencer a quienes tienen el dinero. No hay –sólo- pasión ecológica en este proyecto. El NatCap, como es conocido, está desarrollando InVEST, una familia de herramientas de software basadas sobre la valoración integral de los servicios de los ecosistemas.

Este software permite a los tomadores de decisiones cuantificar la importancia del capital natural, para evaluar las ventajas y desventajas asociadas con las distintas opciones e integrar dos realidades que la humanidad tiene que considerar: la conservación y el desarrollo.

Citada por el periódico, Daily dice que debido a que el concepto de capital natural es antropocéntrico, con frecuencia le preguntan si la cuantificación de los servicios del ecosistema corre el riesgo de ignorar el valor intrínseco de la naturaleza o aquellos aspectos del mundo natural difíciles de medir, al igual que los beneficios estéticos y espirituales. Ella reconoce que ciertas propiedades de la naturaleza desafían la cuantificación:

La belleza de la teoría del capital natural es que deja los vastos e inconmensurables aspectos de la naturaleza en su propio reino al tiempo que se enfoca en una forma muy práctica sobre los beneficios ambientales que pueden y deben ser incorporados en nuestras decisiones actuales.

Vía | www.nytimes.com

Vota este artículo:
Ningún voto ¡Sé el primero!