¿Es sostenible el Rally Dakar?

Escrito por: -

Geoglifos en Atacama

El rally Dakar –que hace años que no pasa por Senegal y ni siquiera por África- ha culminado un año más dejando tras sí una polvareda de polémica medioambiental. ¿Cómo han quedado los sitios arqueológicos y naturales de Chile, Argentina y Perú tras 15 días bajo las ruedas de 464 motocicletas, quads, coches y camiones? Las evaluaciones llegarán, pero los daños causados por las ediciones anteriores de la carrera no son un buen precedente.

Hace tres años que la carrera se mudó al sur del continente americano y su impacto a lo largo de la ruta que recorre ha aumentado cada edición, de acuerdo con las evaluaciones hechas por ONG ecologistas y conservacionistas. Según la chilena Acción Ecológica, en 2009, seis sitios arqueológicos que guardan información de más de cuatro mil años de antigüedad sufrieron daños irreparables por el paso del Dakar. En 2010, 52. En 2011, 126 sitios arqueológicos fueron dañados por el paso del Dakar. Y esta cifra corresponde sólo a los lugares que pudieron ser inspeccionados.

El año pasado el Consejo de Monumentos Nacionales de Chile elaboró un informe en el que se calificó al Dakar como “una actividad altamente dañina para el patrimonio arqueológico e histórico” de Chile. Sin embargo, Etienne Lavigne, director de la carrera, insiste en que el recorrido del Dakar es previamente revisado y aprobado por las autoridades nacionales. El problema, como apunta la ONG argentina de protección del medio ambiente FUNAM, tal vez reside en las prioridades que establecen dichas autoridades. La Comisión de Promoción de Perú, por ejemplo, señaló que el rally supondría una inversión directa en el país cercana a los 100 millones de dólares.

El recorrido del Dakar 2012 comenzó en la ciudad Argentina de Mar del Plata, atravesó la Cordillera de Los Andes (más o menos, porque la etapa fue suspendida por mal tiempo), cruzó el desierto de Atacama y bordeó la costa Pacífico de Perú hasta llegar a Lima. El principal temor es que cada corredor puede seleccionar, dentro de la ruta, el camino que seguirá, así que no es posible predecir exactamente por dónde circularán los vehículos y si habrá restos arqueológicos en el vía. Estos son algunos de los puntos del recorrido con mayor valor arqueológico y natural, y también algunos de los más vulnerables.

  • Atacama: el desierto de Atacama es el más árido del planeta. Se extiende en el norte de Chile, en la Región de Antofagasta, entre los ríos Loa y Copiapó. En el valle de este último está situada la ciudad de Copiapó, punto medio de la carrera. La Región de Atacama es una zona de gran valor arqueológico. Cuenta con vestigios de la cultura Inca, geoglifos (figuras geométricas construidas con piedras, como los que se hallan en Nasca, Perú) y sitios prehispánicos.
  • Desierto entre Nazca y Pisco: las dos ciudades representan una etapa de la carrera y entre ellas se extiende Ica, una región en la que se desarrollaron culturas como la Wari, Nasca, Ica y Paracas. Esta última legó unos geoglifos en alto relieve, entre ellos un cóndor de 137 metros de alto, descubierto en 2008 cerca del desierto de Ocucaje. Toda la zona guarda bajo las dunas vestigios arqueológicos de estas culturas, muchos de los cuales no están señalizados ni protegidos. También en Ocucaje hay un importante yacimiento de restos de ballenas, delfines, tiburones y otras criaturas marinas de hasta 40 millones de años de antiguedad, que podrían ser aplastadas por los vehículos o tapadas por el polvo que levanten éstos.
  • Yacimiento Arqueológico de Cerro Blanco: ubicado a 10 kilómetros de la ciudad de Nazca, una de las paradas del Dakar, Cerro Blanco ha sido considerada la duna más alta del mundo. En su cima –y hay que tener en cuenta que el lugar se encuentra a varios kilómetros del océano- han sido encontrados importantes restos marinos del Mioceno.
  • Desierto de Arequipa: el valle de Arequipa, en medio de la etapa del rally entre Arica y Nazca, es un importante yacimiento arqueológico. Es cruzado por rutas de comunicación que fueron utilizadas desde la época prehispánica, durante la ocupación incaica del valle. El Centro de Investigaciones Arqueológicas de Arequipa estudia la gran cantidad de vestigios de arte rupestre y asentamientos humanos de la zona.
  • Catamarca: la ruta del Dakar transcurrió por algunos sitios arqueológicos, muchos en proceso de excavación, de esta provincia de Argentina. Entre ellos, los sitios ubicados en el Bolsón de Fiambalá: Tatón, Mishma, Guanchincito y Watungasta, en Tinogasta, la mayoría correspondientes al período tardío. Uno de los más conocidos es el sitio El Shincal, ubicado en el departamento de Belén, que fue construido y habitado por los incas entre 1470 y 1536. Era un nudo o encrucijada del kapak ñan, también conocido como camino del Inca.

Vía | otraamerica.com
Vía | www.cooperativa.cl
Vía | radio.uchile.cl
Vía | www.visitchile.com
Vía | www.argentinaturismo.com.ar
Fotografía | Mabel Flores

Vota este artículo:
Ningún voto ¡Sé el primero!