Técnicas de irrigación modernas podrían salvar el agua de Turquía

Escrito por: -

Lago en Turqu�­a

La agricultura consume cerca de tres cuartos del agua de Turquía, uno de los bienes más escasos en ese país. Actualmente existen técnicas de irrigación que permiten ahorrar cantidades importantes de agua, pero menos de una décima parte de las tierras irrigables de la nación euroasiática las utilizan. Un cambio en la percepción del uso del agua es necesario, de acuerdo con Filiz Demirayak, presidente del World Wildlife Fund de Turquía.

En Turquía, el uso de agua dedicada a la agricultura es superior a la media mundial: 72%, mientras que los hogares y la industria consumen los restantes 18% y 10% respectivamente. Lagos y ríos se están secando. Los niveles de agua subterránea están disminuyendo, mientras que la salinidad está aumentando, con la consecuente pérdida de fertilidad del suelo.

La sección turca de WWF, en conjunto con la administración de Altinekin y la Environmental Protection Agency for Special Areas de Altinekin, desarrolló un programa piloto de irrigación moderna en la cuenca de Konya, en la Anatolia Central, que ha logrado ahorrar más de 50% del agua en los cultivos de remolacha, algodón y maíz, tres de los cultivos que más agua absorben.

La sección holandesa de WWF desarrolló un programa de agua dulce similar con el cultivo de fresas en España, con el resultado de un ahorro de 50% del agua utilizada. De acuerdo con los encargados del programa, la producción anual de fresas en España es de 200 mil toneladas, y para ello se usan 20 millones de m3 de agua.

En proyectos similares de consumo de arroz en India, WWF han logrado un ahorro de entre 25% y 50% en el consumo de agua, además de un incremento de entre 20% y 40% en la productividad.

Vía | www.panda.org
Fotografía | Jean & Nathalie

Vota este artículo:
Ningún voto ¡Sé el primero!