Todos los artículos con tag calefacción

Francia batirá su récord de consumo de electricidad durante la ola de frío

publicado el Valjean

Caen copos de nieve sobre la ciudad
En medio de una ola de frío, Francia se prepara para batir su propio récord de consumo de electricidad. La red eléctrica francesa, RTE, predice que sucederá este jueves: se estima que se llegará a los 94.200 megawatts (MW) de potencia demandada.

Casi un tercio de los hogares franceses se calientan gracias a estufas eléctricas, lamentablemente una de las formas de calefacción más ineficientes y que, por tanto, más CO2 generan. En cambio, en Alemania, sólo el 5% de los hogares usan este sistema. En Suecia, queman conejos.

El jueves, según las previsiones de los meteorólogos, las temperaturas bajarán 10 grados respecto a la media de 7 grados propia de esta época del año. Y ya tienen calculado que un descenso de un grado se traduce en un aumento de la demanda de 2.000 MW de energía, dos veces la demanda de una ciudad grande como Marsella.

Continúa leyendo: Francia batirá su récord de consumo de electricidad durante la ola de frío

París: un edificio se calentará con el calor emitido por los pasajeros del Metro

publicado el Me

Metro de Par�­s

A mí lo que os voy a contar me da un poco de repelús. París Hábitat, propietaria de viviendas de interés social en la capital francesa, planea llevar a cabo un proyecto que consiste en redireccionar el calor que se genera en los pasadisos subterráneos del metro hacia unas tuberías que a su vez lo conducirán a su propiedad de la calle Beaubourg. Sistema de calefacción humano, vamos.

Según describe Time, actualmente, una escalera conecta el edificio con la estación de metro -Rambuteau, sospecho- y el calor de las vías del tren y los pasajeros en constante ajetreo mantienen ese corredor a una temperatura de entre 13 y 20 grados Celsius, incluso en invierno. Y yo me pregunto, ¿tendrá algún olor particular?

¿Quién disfruta de un vagón de metro sin aire acondicionado en verano? ¿O de un vagón atiborrado de gente aunque sea invierno? Bien, pues ya que no hay manera de evitarlo –salvo que lo quieran nuestras autoridades y se gasten un pastón en ello-, al menos que nuestro sufrimiento de transporte subterráneo sea aprovechado, digo yo.

Continúa leyendo: París: un edificio se calentará con el calor emitido por los pasajeros del Metro

Los hogares ricos emiten más del doble de CO2 que los pobres

publicado el Ana

Calle con tráfico denso y un ciclista

Un estudio sobre el gasto de CO2 en Francia revela que los hogares producen un tercio de las emisiones de carbono en el país, y entre ellos, las familias ricas contaminan más de dos veces y media que los pobres.

Éstos y otros interesantes datos acaba de darlos a conocer el Instituto Nacional de Estadística y de Estudios Económicos (INSEE). Por ejemplo, sitúa a Francia en el contexto mundial como generador del 3% del PIB mundial, y donde vive el 1% de la población mundial. Lo que nos dice que se trata de uno de los países con mayor desarrollo económico, aunque sus emisiones sólo representan el 1.3% de las emisiones mundiales de CO2, gracias a que la electricidad la obtienen en el 90% de las tecnologías no emisoras de CO2, principalmente la energía nuclear.

Aún así, los franceses gastan cerca de 410 millones de toneladas de dióxido de carbono, es decir 6,7 toneladas por año per cápita. Y aquí ocurre lo que pasa en todas las estadísticas, que unos consumen mucho más que otros. En el caso galo, una tercera parte de lo consumido, 130 millones de toneladas, proviene de la combustión de hidrocarburos (gasolina, petróleo, gas) utilizados por los hogares para moverse y para calentarse. El resto, los otros dos tercios (280 millones de toneladas) son emitidos por la industria.

Continúa leyendo: Los hogares ricos emiten más del doble de CO2 que los pobres

Una pareja británica compra una eco mansión en la campiña inglesa tras tocarles la lotería

publicado el Ana

Eco casa Barnsley Hill Farm

Para algunos, gastar va unido a dejar de contaminar. Que se lo digan, si no, a la pareja británica que invirtió 4 millones de libras que ganaron en la lotería en comprar una casa casi completamente neutra en carbono.

Pero no es una casa cualquiera. Digamos, mejor, que se trata de una de las casas de lujo más ecológicas que podamos encontrar: una granja rehabilitada de tal modo que ha sido convertida en un auténtico palacio, espaciosísima, llena de ventanales, con una increíble piscina cubierta y un inconfundible aroma de genuina campiña inglesa.

Además, Nigel Page, de 43 años y Justine Laycock, de 41 años, sus propietarios, tienen de vecinos a las megaestrellas Kate Moss y Elisabeth Hurley, pero su luz no es la que alimenta la electricidad de esta casa, ecofriendly gracias a un sinfín de detalles que hacen de ella un auténtico lujo verde.

Continúa leyendo: Una pareja británica compra una eco mansión en la campiña inglesa tras tocarles la lotería

Soluciones rápidas (y baratas) para combatir el frío en casa

publicado el Ana

Té para dosEn invierno, el frío entra en casa sin llamar y nunca ve la hora de irse. El muy maleducado olvida que en la república independiente de nuestra casa mandamos nosotros, y nadie puede obligarnos a estar siempre tiritando, ni a tirar de soluciones caras y poco ecológicas, como abusar de la calefacción. ¿Solución? En EcologíaBlog te recomendamos poner un abriguito y mantita a tu mascota, …y aprender una serie de trucos rápidos y baratos, infalibles para desterrar el frío de un plumazo.

Calentar los huesos durante este inviernos tempestuoso no tiene por qué desbaratar nuestro presupuesto. El calorcito ecológico express puede surgir muy fácilmente del movimiento (súbete a la bici estática, practica tablas de ejercicio, haz el amor, la guerra, pasea, limpia la casa, juega con los modernos videojuegos que hacen sudar…).

Pero hay más opciones para entrar en calor en un santiamén: por ejemplo, la tradicional bolsa de agua caliente. Gastarás menos energía que con la calefacción, la manta o almohada eléctrica, y su eficacia es suficiente como para sentir una calidez confortable.

Continúa leyendo: Soluciones rápidas (y baratas) para combatir el frío en casa

Close The Door: campaña británica para evitar que los establecimientos desperdicien energía al dejar las puertas abiertas en invierno

publicado el Me

Tienda de decoraci�³n

La semana pasada estuve en Frankfurt. Nunca olvidaré ese jueves en el que el único termómetro que pude ver en la ciudad señalaba unos temibles 14 grados Celsius bajo cero. Entré en la sucursal de una conocida tienda buscando un poco de calor, sólo para encontrar que dentro hacía casi tanto frío como fuera porque las puertas del local se mantenían abiertas. Eso sí: una planta más arriba el calor era agobiante. Muy mala costumbre a escala continental la de poner la calefacción a tope y dejar las puertas abiertas, y no lo digo yo que busco abrigo en los locales sino la campaña Close The Door (cierra la puerta): en el Reino Unido, los negocios gastan 1,6 mil millones de libras esterlinas en energía cada año, de los cuales 20% es malgastado en malas prácticas como mantener la puerta abierta en invierno mientras la calefacción está encendida.

Make it Cheaper, una empresa que suministra servicios de comparación entre negocios, publicó una investigación en la que se señala que la temperatura interna promedio de las tiendas de la famosa Oxford Street de Londres es de 23,6 grados Celsius, es decir, cinco grados más caliente que la temperatura ideal recomendada por el Instituto Colegiado de Ingenieros de Servicios de Edificios para los lugares de compras, que es de 18 grados Celsius. Sólo seis de las cien tiendas incluidas en la investigación tenían sus puertas cerradas en un momento cuando la temperatura exterior estaba a punto de congelación.

De acuerdo con Close The Door, los argumentos que esgrimen las tiendas a favor de mantener las puertas abiertas no se sostienen. Por ejemplo, el más obvio de todos: si se cierran las puertas, el ambiente en el interior se vuelve demasiado caluroso. Parece mentira que la solución a ese problema sea tan obvia y a la vez tan difícil de aplicar: disminuya usted, señor comerciante, la intensidad de la calefacción. Pagará menos en la factura de la electricidad o el gas, y evitará que los clientes salgamos del establecimiento como quien sale de un sauna.

Continúa leyendo: Close The Door: campaña británica para evitar que los establecimientos desperdicien energía al dejar las puertas abiertas en invierno

Monjes de Hungría convierten su abadía en una gran casa ecológica

publicado el Me

Abadia de Pannonhalma

La Abadía de Pannonhalma celebró su milenio aniversario en 1996 y los monjes que la habitan ya se preparan para los próximos mil años. Antes del próximo invierno este lugar santo, que corona la cima de Saint Martin, tendrá su propia planta de calefacción que funciona con desechos de madera de una silvicultura cercana y otros restos vegetales de las granjas locales. Con esta nueva tecnología se reducirá a la mitad los costes por consumo de combustibles fósiles para la calefacción.

Hungría utiliza a gran escala la biomasa como fuente energética. Y la forma más común ha sido adaptando las plantas eléctricas de carbón para aceptar combustible de madera. Pero la transición ha llegado a sus límites. Como afirman los expertos: la biomasa es ineficaz cuando se quema para producir electricidad. Tres cuartas partes de la energía se desperdicia, afirma Gyorgy Szerdahelyi, jefe de la unidad de la Secretaría de Energía de energías renovables. Para mejorar, cada planta debería vender el calor que se escapa en el proceso, pero hay pocos clientes para aprovechar esta energía remanente.

El gobierno húngaro esta consciente de ello y se ha vuelto muy celoso con el otorgamiento de permisos. No es de extrañar que las solicitudes de nuevas plantas de biomasa se hayan frenado. Apenas seis proyectos han recibido luz verde en los últimos años. Los monjes de Pannonhalma pueden dar fe de ello, les tomó dos años para obtener los permisos para ejecutar el proyecto de 1,3 millones de euros. Cuando el plan se aprobó, el edificio que alberga la planta se levantó en cinco meses.

Continúa leyendo: Monjes de Hungría convierten su abadía en una gran casa ecológica

El Café de los Vientos Solares, ¿próximo local de moda?

publicado el Henrio

Solar Winds Coffee House de Michael Jantzen
Si unimos en un mismo local los mejores emplazamientos de la red de Starbucks con el Café del Mar ibicenco o las terrazas del puerto de Valencia puede que el resultado se parezca al nuevo proyecto del arquitecto Michael Jantzen: The Solar Winds Coffee House. El estadounidense apuesta de forma invariable en sus diseños por la sostenibilidad y este local no iba a ser menos. Se trata de una instalación totalmente auto-suficiente gracias a la energía solar y eólica que produce o a la recogida y almacenamiento de agua de lluvia. Jantzen asegura que se puede construir en cualquier punto del planeta pero me da a mí que su amplia terraza al aire libre aconsejan una situación meridional.

La estructura central, de forma cilíndrica y coronada por un platillo volante digno de una peli de los cincuenta, reúne los tragaluces, un sistema de ventilación natural, los paneles solares y las turbinas de viento, que se montarán en la parte superior de la estructura y proporcionará la energía necesaria para la calefacción, la refrigeración,… También es la zona donde se administra el agua. Ni una gota se desperdiciará, toda será reciclada y se sumará a la de lluvia para su uso en los aseos.

La terraza del local es una cubierta de grandes dimensiones que, tal y como precisa Jantzen, ha de situarse con las siete grandes cintas ondulantes (al estilo Frank Gehry) marcando el sur. Todos los diseños de este visionario arquitecto persiguen que sus usuarios los disfruten con los menos artificios posibles, ya sea a través del filtrado u optimización de la luz natural o de la regulación natural de la temperatura a partir de sombras. Y es que Michael Jantzen se parece a Leonardo Da Vinci en que sus visiones se adelantaron a su época y sus diseños parecían irrealizables en el momento en el que fueron engendrados.

Diseños de Michael Jantzen
Solar Winds Coffee House de Michael JantzenTorre del Viento de Michael JantzenDiseños de Michael JantzenEcovivienda de Michael Jantzen

Continúa leyendo: El Café de los Vientos Solares, ¿próximo local de moda?

Las escuelas de Nashville ahorran gracias a una campaña ecológica

publicado el Henrio

Partenon de Nashville
Te preguntarás: pero, ¿qué hace una foto del Partenón ilustrando este tema? Es más, ¿Seguro que es ese el Partenón? Pues no, es Nashville, mundialmente conocida por ser la capital de la música country. Pero antes del comienzo de la Guerra de Secesión estadounidense esta ciudad, la segunda más importante del estado de Tennessee tras Memphis, era denominada la Atenas del Sur gracias al prestigio ganado por sus centros educativos y por ser la primera ciudad sureña de EE.UU. en adoptar un sistema de enseñanza pública. Tan en serio se tomaron su sobrenombre que en 1897 se construyó en la ciudad un Partenón que imita al ateniense.

La buena noticia es que parece querer recuperar esa notoriedad en lo educativo a través de una iniciativa ecológica. Tanto en las escuelas públicas como en las privadas se están poniendo en marcha proyectos de reciclaje y compostaje. Las rutinas diarias de los y las chavalas está cambiando pero también la del personal y la de dirección de estos colegios con la instalación de iluminación eco-eficiente, sistema de calefacción geotérmico o la sustitución de la vajilla de usar y tirar por otra de cerámica. Y es que la puesta en marcha de estos proyectos verdes durante el curso ha servido como herramienta de aprendizaje para los estudiantes pero también ha logrado el ahorro de casi tres millones de euros. Es fácil de comprender que esta tendencia se esté extendiendo.

Un buen ejemplo es el de una escuela de Fond du Lac, que ahorró casi quinientos euros gracias a una campaña en la que recogieron más de seis mil volúmenes del equivalente a nuestras Páginas Amarillas para su reciclaje. En otros centros de primaria se ha optado por reciclar poliestireno –ese corcho blanco que utiliza sustancias cancerígenas en su producción- a través de un acuerdo con la compañía Dart Container a la hora de reciclar las bandejas del comedor. Sharon Force, responsable de proyectos ecológicos del colegio de Granbery, no sólo tiene claro el qué sino también el porqué:

Continúa leyendo: Las escuelas de Nashville ahorran gracias a una campaña ecológica

Dinamarca, pionera en la construcción de hogares no contaminantes

publicado el Henrio

Stenlose (Dinamarca)
A la hora de hablar de la casa del futuro a muchos nos vienen a la cabeza las caras de Concha Velasco y Alfredo Landa. ¿Casa del futuro y actores del pasado? La explicación tiene título de película rancia: Las que tienen que servir, en la que José Mª Forqué ofrecía una divertida visión de lo que, pensaba, sería la casa del futuro. Han pasado cuarenta años y los tiros van por otro lado, ahora la eficiencia energética es la meta de las casas del futuro inmediato. Y tan inmediato, Reino Unido planea obligar por ley a partir de 2016 a desterrar de todo nuevo edificio las emisiones de carbono. Francia y Alemania no le van a la zaga y se encuentran en pleno proceso de debate de los nuevos requisitos de construcción. Con distintos grados de determinación, los países de la Unión Europea están dirigiendo sus pasos hacia nuevas viviendas que sólo usan energía limpia y producen cero emisiones de carbono.

Pero quienes lideran esta corriente –parece que imparable- son los daneses. No es ninguna novedad, pues ya en 1977 Dinamarca fue el primer país en establecer los, por entonces, exigentes requisitos de rendimiento energético de los edificios actualmente vigentes en la UE. El país nórdico plantea ahora una exigencia clara: Toda vivienda que se construya ha de utilizar el 85 por ciento menos de energía y producir el 95 por ciento menos de dióxido de carbono que la media de las casas actuales. Un reto ambicioso que requerirá una evolución en el sector de la construcción. Por supuesto, los promotores inmobiliarios han alzado su voz para quejarse pues, aseguran, el precio de las nuevas construcciones será mayor. Su lamento anticipa una revalorización de la vivienda de segunda mano, es decir, la construida antes de la puesta en marcha de las nuevas legislaciones.

Volvamos al caso de Dinamarca, donde han calculado que construir un metro cuadrado de estas nuevas viviendas aumenta su coste en noventa euros. Pero se trata de una cálculo basado en proyectos pioneros, cuando la ley se aplique para todos se prevé que los precios bajen. Otro dato para el optimismo: el coste de la construcción de estas nuevas viviendas eficientes está disminuyendo pues los contratistas cada vez lo terminan en menos tiempo. Cuestión de práctica, como todo lo nuevo. Construir la primera planta de la primera casa eficiente de la localidad de Stenløse llevó a los trabajadores tres semanas. Pasados unos meses el mismo trabajo lo realizan ahora en dos días.

Continúa leyendo: Dinamarca, pionera en la construcción de hogares no contaminantes