Todos los artículos con tag malaria

Un brote de malaria se ha cobrado varias victimas en tres comunidades aisladas de la selva amazónica

publicado el Me

yanomami

Una epidemia, probablemente de malaria, se está propagando por la selva amazónica y ya ha matado a decenas de personas de tres aldeas Yanomami, una etnia que vive en zonas remotas de la selva venezolana y que tiene muy poco contacto con el mundo exterior. Justamente, el aislamiento ha hecho a esta etnia vulnerable a muchas enfermedades como el sarampión, la fiebre amarilla y la hepatitis que han llegado a sus comunidades por el contacto con forasteros.

Según fuentes que trabajan con los indígenas, unas 50 personas han muerto incluyendo varios niños. La emergencia se ha activado, el pasado fin de semana un equipo de médicos se trasladó a la zona y han confirmado que muchos sobrevivientes están infectados.

Los yanomami son uno de los mayores grupos indígenas aislados en la Amazonía, con una población estimada en unos 30.000 a ambos lados de la frontera entre Venezuela y Brasil. Han mantenido su idioma, así como sus tradiciones incluyendo su vestimenta y adornos faciales como perforación de la nariz, mejillas y labios, y pinturas rituales que adornan sus rostros.

Continúa leyendo: Un brote de malaria se ha cobrado varias victimas en tres comunidades aisladas de la selva amazónica

Los mosquitos que transmiten la malaria han evolucionado

publicado el Me

mosquito Dos cepas del tipo de mosquito responsable de la mayoría de las transmisiones de malaria en África han desarrollado tales diferencias genéticas, que se están convirtiendo en especies diferentes. La evolución no tiene siempre una connotación positiva, aunque en este caso sí que la tiene para los mosquitos.

Science Daily hace referencia a dos estudios desarrollados por científicos del Imperial College London, publicados en la revista arbitrada Science, que analizan los genomas de dos cepas, conocidas como M y S y físicamente idénticas, del mosquito Anopheles gambiae, el principal transmisor de la malaria en el África Subsahariana.

El primero de los estudios, que secuencia el genoma de ambas cepas, evidenció que ambas son genéticamente muy diferentes y que estas diferencias están repartidas por todo el genoma, a diferencia de lo que mostraban estudios anteriores, los cuales sólo habían encontrado algunos puntos de divergencia en todo el genoma.

Continúa leyendo: Los mosquitos que transmiten la malaria han evolucionado

La malaria pasó del gorila al humano

publicado el Me

Gorila

Un nuevo análisis molecular de más de 2.500 muestras de heces de primates del centro de África de los chimpancés salvajes principalmente, los bonobos, el gorila oriental y el gorila occidental, ha concluido que el Plasmodium falciparum humano moderno, transmisor de la malaria, tiene su correlación más cercana en una variedad que se encuentran en los gorilas occidentales, no los chimpancés, como se creía.

Como explica la revista Scientific American, uno de los grandes debates sobre los orígenes de la malaria en los últimos años ha sido si el parásito surgió en poblaciones humanas y luego se extendió a los grandes simios. Esta nueva investigación señala que surgió en los simios. La nueva investigación, publicada en la revista Nature, propone que la variedad humana del parásito de la malaria P. falciparum surgió de un caso único de transmisión entre especies, de los simios a los humanos.

Sin embargo, estos hallazgos no descartan la posibilidad de que variedades primates menos nocivas de Plasmodium entren en la corriente de la sangre humana de vez en cuando. Beatrice Hahn, profesora de medicina y microbiología de la Universidad de Alabama y coautora del estudio, sugiere que muchas de estas infecciones podrían no haber sido detectadas porque no infectaron a otros humanos.

Continúa leyendo: La malaria pasó del gorila al humano

Los mosquitos deben ser más estudiados, dice científico inglés

publicado el Me

Mosquito

Los mosquitos pueden ser pequeños, pero para nada son insignificantes. Charles Godfray, presidente de la sociedad ecológica británica, dice que reina en el mundo científico un gran desconocimiento, por ejemplo, sobre el Anopheles gambiae. Tenemos que aprender más sobre ellos para aprovechar los avances recientes de la biología molecular.

La evidencia de que estos insectos se están volviendo resistentes a los tratamientos actuales señala la necesidad de que se exploren nuevos métodos. Algunos de los que ya se aplican, como el uso de mosquiteros y el ataque de los patógenos de la malaria, enfermedad que transmiten, son efectivos. Sin embargo, existe una gran preocupación acerca del desarrollo de resistencia a las drogas, algo que ya se está evidenciando en África.

Godfray destacó algunos de los nuevos métodos de intervención que están siendo estudiados en este momento. Citado por la BBC, el doctor señala que ahora existe un método para evitar que los mosquitos transmitan la malaria, pero el problema es cómo extender los genes beneficiosos a través de las poblaciones de mosquitos.

Continúa leyendo: Los mosquitos deben ser más estudiados, dice científico inglés

Crece la tasa de malaria en el Amazonas debido a la deforestación

publicado el Me

Deforestaci�³n en el amazonas

Un estudio elaborado por investigadores del Instituto Nelson, Centro para la Sostenibilidad y el Medio Ambiente Global, señala que la tala de bosque tropical en el Amazonas brasileño puede estimular la incidencia de la malaria en casi 50%. De acuerdo con Sarah Olson, directora del estudio, la deforestación es uno de los factores ecológicos iniciales que pueden disparar una epidemia de malaria.

Este incremento se produce debido a que la tala de los árboles del bosque crea las condiciones que son favorables para la reproducción y supervivencia del mosquito Anopheles darlingi, el principal portador de la malaria en el Amazonas: más espacios abiertos con pozos de agua parcialmente iluminados por la luz del sol.

El estudio, que ha sido publicado esta semana en la edición en línea de la revista Emerging Infectious Diseases, ha examinado las tasas de malaria en 54 distritos sanitarios de Brasil cercanos a la frontera con Perú, así como imágenes satelitales de alta definición que muestran la extensión de la deforestación el bosque.

Continúa leyendo: Crece la tasa de malaria en el Amazonas debido a la deforestación

El satélite Cryosat 2 detectará la presencia de criaderos de mosquitos en África

publicado el Me

Anopheles

¿Para qué sirve un satélite en órbita? Para medir con asombrosa precisión la tasa de cambio del grosor del hielo de la tierra y el mar, por ejemplo. ¿Para qué sirve el satélite Cryosat 2 de la Agencia Espacial Europea? Para lo anterior y para identificar los campos de cría de los mosquitos en África. ¿Inútil? En lo absoluto, tomando en cuenta que estos insectos, insignificantes en tamaño, son los transmisores de una de las peores enfermedades que se sufren en África: la malaria.

Y para nuestros orgullo académico -y lo digo sin ironía alguna- han sido unos científicos españoles quienes, de acuerdo con Jonathan Amos de la BBC, han estado trabajando en el desarrollo del proyecto, llamado Malarsat, para usar la altimetría radar del satélite para detectar la presencia de colonias de mosquitos en los pozos y otras aguas estancadas en las que suelen depositar sus huevos.

La vinculación de esta información con la temperatura y la precipitación podría permitir la elaboración de mapas de riesgo de infección en África, mapas que podrían permitir a su vez que las autoridades de las áreas en riesgo tomasen medidas preventivas. El radar Cryosat 2 tendrá una resolución mucho mejor que los altímetros que el equipo de Malarsat había estado usando hasta ahora.

Continúa leyendo: El satélite Cryosat 2 detectará la presencia de criaderos de mosquitos en África

Nonanal, la sustancia que atrae a los mosquitos hacia la piel humana

publicado el Me

Mosquito

Nonanal, ese es el nombre de la sustancia culpable de que los mosquitos Culex sean tan insistentes en su afán por picarnos. Se sienten irresistiblemente atraídos por dicha sustancia, que producen las aves y, para nuestra desgracia, los humanos. Walter Leal, ecologista químico de la Universidad de California Davis, averiguó de la peor de las maneras que produce gran cantidad de esta sustancia: 20 nanogramos en una hora. De allí que los mosquitos casi le comiesen vivo durante una estadía en una zona boscosa de México.

Los colegas de Leal colocaron un instrumento similar a una jeringa al lado de su piel, y luego envolvieron su brazo en papel de aluminio para mantenerlo en un medio ambiente confinado. Después de una hora, la punta de la jeringa se inyectó en una máquina especial para ver si contenía nonanal y, en caso afirmativo, cuánto. Lo dicho: 20 nanogramos, más que suficiente para atraer a hordas hambrientas de Culex. Leal, que ha investigado mucho sobre las feromonas sexuales de los insectos, se dio cuenta de por qué los mosquitos son repelidos por los repelentes químicos: odian su olor.

En cuanto a otro tipo de mosquito, el Anopheles gambiae, un grupo de investigadores de la Universidad de Yale identificó hasta 50 genes diferentes usados por este mosquito para oler a los humanos. Cada gen controla un receptor, una suerte de puerta molecular que en este caso se une a una molécula de olor humano. Este mosquito transmite el Plasmodium Falciparum, un parásito que causa malaria en los humanos.

Continúa leyendo: Nonanal, la sustancia que atrae a los mosquitos hacia la piel humana

La pérdida de biodiversidad puede incrementar las enfermedades infecciosas

publicado el Me

Deforestaci�³n en el amazonas

Una investigación desarrollada por Joe Roman y Montira Pongsiri, científicos de la Universidad de Vermont y la Agencia de Protección Medioambiental de Estados Unidos (EPA) respectivamente, sugiere que la disminución de las especies y sus hábitat puede aumentar el riesgo en los humanos de contraer enfermedades infecciosas.

En el estudio, titulado Biodiversity Loss Affects Global Disease Ecology incluido en el número de diciembre de la revista BioScience, los autores sostienen que la pérdida de biodiversidad, a causa de la sustitución de las especies locales por otras invasoras, la deforestación, el transporte, la expansión de las ciudades y otros cambios ambientales, pueden aumentar la incidencia y la distribución de las enfermedades infecciosas en los seres humanos.

De acuerdo con los autores, hace diez mil años, cuando el hombre inventó la agricultura y se volvió sedentario, domesticó animales, y cambió su dieta, se produjo lo que los científicos llaman una transición epidemiológica y surgieron nuevas enfermedades infecciosas. Otra de estas transiciones llegó con la Revolución Industrial. Y actualmente parece que estamos en otra transición epidemiológica, pues una serie de nuevas enfermedades infecciosas -como el Virus del Nilo Occidental- han aparecido.

Continúa leyendo: La pérdida de biodiversidad puede incrementar las enfermedades infecciosas

Enfermedades renales, borreliosis y malaria, aumentan con el cambio climático

publicado el Me

Anofeles

El Centro para la Salud de la Universidad de Harvard, en conjunto con Global Environment y la Asociación Médica Americana, presentaron ayer un informe sobre los efectos que el aumento de las temperaturas tiene en la salud. Enfermedades como la litiasis renal (cálculos en los riñones), la malaria, la borreliosis o enfermedad de Lyme e incluso la depresión podrían incrementar su incidencia en la población como consecuencia del calentamiento global.

A este informe se unen otras iniciativas relacionados con el calentamiento global que han llevado a cabo organizaciones médicas de Estados Unidos. Entre ellas el AMA, la agrupación de doctores más grande de Estados Unidos, que esta semana envió una carta al presidente Barack Obama citando el significativo impacto que el cambio climático tendrá en la salud pública.

Estos son algunos ejemplos de la incidencia que el aumento de las temperaturas podría tener en la salud. Según un estudio de Harvard, las temperaturas en el estado de Indiana son más altas, aumentando el riesgo de cálculos renales debido al bajo volumen de orina relacionado con la exposición al calor. Aumentará la frecuencia e intensidad de las olas de calor, y como consecuencia la incidencia de enfermedades transmitidas por el agua y afecciones tales como la malaria y la enfermedad de Lyme.

Continúa leyendo: Enfermedades renales, borreliosis y malaria, aumentan con el cambio climático

¿A quién pican los mosquitos?

publicado el Henrio

Mosquito
A mediados de los años noventa el Real Madrid de baloncesto contrató al jugador estadounidense Herman Henry. Como muchos otros jugadores, en sus años en la liga universitaria se ganó un apodo. El suyo era Mosquito. ¿La razón? Henry se valía de su velocidad y su habilidad para colarse en la zona adversaria y picar en forma de canasta. Afortunadamente, este mosquito sólo se llevaba un par de puntos como botín. Pero los que nos ocupan son los que se llevan nuestra sangre. Pero, ¿la de quién?

Un equipo de la Estación Biológica del Parque Nacional de Doñana (Huelva) está aplicando un método novedoso para identificar a las víctimas de los mosquitos. La técnica en cuestión analiza el ADN de la sangre contenida en el tubo digestivo de los mosquitos u otros artrópodos como pulgas, garrapatas o chinches. El chivato es el llamado gen citocromo oxidasa, un código de barras que es exclusivo para cada especie animal. No se trata sólo de simple curiosidad: El conocimiento de los transmisores de virus y sus damnificados resulta crucial para predecir la transmisión de enfermedades infecciosas y así desarrollar políticas eficientes contra la malaria, la fiebre amarilla o el dengue.

El estudio se planteó cuando el ganado onubense -y algunas personas- comenzaron a sufrir el virus de West Nile que era transmitido por mosquitos y primos hermanos. Los y las investigadoras se sirvieron para el experimento de garrapatas y chinches, que son criados para servir como test de embarazo. Sí, has leído bien. La sangre que extraen estos parásitos de los linces ibéricos en cautividad es la manera de saber si las hembras están preñadas. Pero entre las especies hospedadoras de Doñana descubrieron también numerosas aves, ciervos, gamos, jabalíes, gatos, perros, vacas, ratas, caballos… Incluso una tortuga: El caparazón las pone a salvo de los grandes depredadores, pero no los más pequeños y escurridizos. Sin embargo, las aplicaciones del estudio favorecerán, sobre todo, a los humanos como cuenta Jordi Figuerola.

Continúa leyendo: ¿A quién pican los mosquitos?