Todos los artículos con tag protestas

Hands across the sand, protesta internacional contra la perforación mar adentro

publicado el Valjean

Hands across the sand
Con un interminable derrame de petróleo en el Golfo de México como siniestro telón de fondo, hoy sábado 26 de junio tendrán lugar, en distintas partes del mundo (aunque especialmente en los Estados Unidos), protestas contra la perforación mar adentro. La iniciativa se llama Hands across the sand.

La idea es bien sencilla: que la gente se reúna en playas de todo el mundo y unan sus manos para protestar contra nuestra dependencia del petróleo y la necesidad de apostar por fuentes de energía limpia. Por espacio de unos 15 minutos, los participantes unirán sus manos frente a la costa, frente al mar que no quieren ver lleno de chapapote.

Hay más de 750 actos previstos sólo en los Estados Unidos. Muchos, en las playas del Golfo en lugares como Florida, Alabama y Mississippi. Pero también ciudades como Nueva York y estados como California participarán en esta protesta contra la perforación petrolera costa afuera. A nivel internacional, también dirán presente desde Reino Unido, Canadá, India y Australia. Vean, tras el salto, un acto similar que tuvo lugar el pasado 13 de febrero en la playa de St. Pete en Florida.

Continúa leyendo: Hands across the sand, protesta internacional contra la perforación mar adentro

Un perro ateniense, líder omniprescente de las recientes manifestaciones

publicado el Me

perro en la acr�³polis

Confieso que he estado dándole vueltas al comienzo de este post, porque con frecuencia nos encontramos con historias curiosas protagonizadas por las otras especies animales, pero ésta que os referiré ahora tiene casi status de leyenda: hay un perro en Atenas del que quizá ya hayan oído hablar, que ha estado presente en todas las manifestaciones desde 2008.

En medio de la gravedad de las noticias que llegan estos días desde Grecia, la que hace referencia al subversivo can pone un toque de simpatía. Veréis en el vídeo que el can en cuestión ha estado presente en varias manifestaciones, siempre en la cabecera y sin parecer inmutarse por los gases lacrimógenos.

Se ha tejido gira en torno a su identidad. En sus primeras andanzas de protesta fue bautizado como Kanellos (Canela), pero hay quien dice que el que ha aparecido en las manifestaciones recientes es otro -bautizado Lukanicos- y que Kanellos murió hace dos años. He oído que en la capital griega los perros callejeros, como el de la foto, son cuidados por los ciudadanos. No es de extrañar que se involucren en los problemas sociales.

Continúa leyendo: Un perro ateniense, líder omniprescente de las recientes manifestaciones

China: víctimas de contaminación por plomo fueron arrestadas cuando se dirigían al médico

publicado el Me

F�¡brica en China

En septiembre de 2009, 53 habitantes de la aldea de Jiahe, en la provincia de Hunan, China, se dirigían al médico. Al igual que docenas de sus vecinos, estas 53 personas estaban contaminadas con plomo emitido ilegalmente por una fábrica cercana. Pero el autobús en el que viajaban fue detenido por la policía y dos de los aldeanos fueron arrestados bajo la sospecha de que pretendían hacer una protesta.

Hoy está claro que sólo pretendían buscar ayuda médica pero, tal y como cita e l diario inglés The Guardian, las autoridades chinas han decidido dejarles detenidos durante seis meses como medida de educación pública. El jefe del Congreso Popular local ha dicho que las detenciones están justificadas porque las intenciones de los aldeanos no eran claras e, incluso si se dirigían a un examen médico, deberían haber informado al gobierno.

La fábrica de Jiahe responsable de la emisión de plomo era operada por la Corporación Tenda, una compañía que había sido rechazada en otras poblaciones debido a sus malos registros con respecto al control de la contaminación que generaba. Los habitantes de Jiahe, en donde sí se permitió a la fábrica operar, se han quejado de inusuales problemas de salud desde hace más de tres años.

Continúa leyendo: China: víctimas de contaminación por plomo fueron arrestadas cuando se dirigían al médico

Habitantes de Taiji consideran que The Cove da una visión sesgada de una tradición centenaria

publicado el Me

Taiji

Alcalde y residentes del pueblo japonés de Taiji, escenario anual de la matanza de delfines sobre la que se desarrolla The Cove, están decepcionados con el triunfo del documental en los premios que entrega la academia de cine de Estados Unidos. Consideran que la película es una visión sesgada de una tradición japonesa centenaria, tradición que, han declarado a Associated Press, no dejarán desaparecer.

Tetsuya Endo, profesor de la Universidad de Ciencias de la Salud de Hokkaido que es entrevistado en el documental, ha dicho que se le mintió sobre el objetivo del mismo cuando se le pidió ser entrevistado y cree que los realizadores deberían haber rechazado el Oscar. El gobierno local ha hecho un comunicado en el que señala que en Japón, y en todo el mundo, hay diferentes costumbres culinarias que es importante respetar y entender, ya que están basadas en tradiciones de larga data.

En Japón como en España, se suelen justificar actos crueles con el argumento de la tradición y la expresión cultural. Parece que un acto que se realiza durante cien años se gana el derecho de seguir realizándose durante otros cien, por brutal que sea, como si la cultura fuese algo inalterable. Un amigo que no es vegetariano pero que está consciente de que la mayoría de los animales que se come mueren de forma innecesariamente cruenta y dolorosa, ha hecho la siguiente reflexión: no pidamos a los habitantes de Taijin que dejen de comer carne de delfín pero, ¿realmente perdería tanto la cultura japonesa si se los matase de un golpe rápido y certero, en vez de lacerarlos y dejarlos desangrarse lenta y colectivamente en el mar?

Continúa leyendo: Habitantes de Taiji consideran que The Cove da una visión sesgada de una tradición centenaria

Impiden viajar a Copenhague a Chris Kitchen, activista medioambiental británico

publicado el Henrio

Chris Kitchen (collage)
Lejos quedan los tiempos de Génova o Seattle, cuando la irrupción de los anti-globalización pilló a contrapié a las autoridades. Han pasado los años y el movimiento –que se le conoce como alterglobalización, más ajustado a la realidad- sigue sin liderazgo definido (un acierto) en un tiempo en que impera el funcionamiento en red como sucede con Internet o Al Qaeda. Eso sí, ahí acaban los parecidos con los integristas, aunque parece que las autoridades británicas no piensa igual: Al activista Chris Kitchen se le ha impedido viajar a tierras danesas a pesar de que faltan varias semanas para la celebración de la Cumbre del Clima de Copenhague.

El argumento esgrimido para su detención ha sido la aplicación de la ley anti-terrorista, una de esas leyes que se endurecieron cuando el efecto post-traumático del 11-S permitió a los legisladores reducir los derechos en nombre del miedo. El final del trayecto en autocar por el Eurotúnel -que une las Islas Británicas con la Europa continental- llegó para Chris Kitchen cuando unos agentes de la aduana de Folkestone comprobaron los pasaportes de todos los ocupantes. El británico, de 31 años, fue conducido por los aduaneros al interior de sus instalaciones para ser interrogado.

El cuestionario a Kitchen, que trabaja de administrativo, consistió en preguntas acerca de sus planes en la capital danesa, sobre su familia, su trabajo y sus actividades políticas en el pasado, como su participación en la campaña Online Climate Emergency Parliament. El activista arguyó que la legislación anti-terrorista no se aplica a la defensa del medio ambiente a lo que el agente replicó que “el terrorismo puede adoptar muy diferentes formas”. Como el secuestro de estado, añado yo. El episodio acabó con Kitchen de vuelta a Londres, él piensa lo mismo que cualquiera de nosotros, que los agentes estaban sobre aviso y le estaban esperando por su actividad a favor de las energías renovables, el transporte público, la sensibilización acerca del problema del cambio climático y la eficiencia energética.

Continúa leyendo: Impiden viajar a Copenhague a Chris Kitchen, activista medioambiental británico

Cancelada la ampliación de la central de Kingsnorth gracias a la presión popular

publicado el Henrio

central de Kingsnorth (UK)
Recuerdo que, mientras sonaba la pegadiza canción que anunciaba el comienzo de la serie Cheers aparecían imágenes que recorrían la historia del establecimiento. En una de ellas un parroquiano, en medio del bullicio, sujetaba la portada de un periódico en el que un titular ocupaba gran parte de la portada: “¡Ganamos!”. Algo así han gritado las miles de personas implicadas de forma activa en la batalla –no cruenta, claro- de Kingsnorth. El motivo ha sido el anuncio de la compañía alemana E. ON de que aplaza tres años su intención de ampliar la central. Aseguran que la decisión ha sido tomada debido a que la demanda de energía se ha visto reducida por la recesión económica (en el último año, en un ocho por ciento en Gran Bretaña).

No digo yo que no haya tenido que ver, pero parece que los llamados gigantes energéticos prefieren arrancarse las uñas que reconocer la importancia de la presión popular. Eso sería dar alas a David y su honda, es decir, al movimiento ecologista y ciudadano de cara a las nuevas fechorías -perdón, estrategias de expansión- que, sin duda, ya están planeando. Así que la manifestación se ha transformado en celebración, quizás la del principio del fin de la energía del carbón en Gran Bretaña. Aunque oficialmente sea un aplazamiento, todas las partes implicadas sospechan que se trata de algo definitivo (las decisiones empresariales de este calado no se toman en base a una crisis).

La historia de Kingsnorth recuerda, en parte, a la de la película Cenizas del Cielo pero cambiando las tierras inglesas por las asturianas. En ambos casos una central térmica ejerce de malo de la función, ésta se encuentra situada en el estuario del río Medway y genera energía para millón y medio millones de hogares. La central se divide en cuatro unidades capaces de quemar carbón y petróleo, y concesión a los nuevos tiempos, también podrían aceptar hasta un diez por ciento de biomasa. Y uso el condicional porque que sea capaz no significa que lo haga. En el otoño de 2006 E.ON –conocida por estos lares debido a la adquisición de Endesa- anunció que planeaba construir dos nuevas unidades dedicadas a la quema de carbón. Por supuesto, la reacción de los movimientos vecinales y ecologistas no tardaron y convirtieron Kingsnorth en un símbolo de la lucha contra el cambio climático.

Continúa leyendo: Cancelada la ampliación de la central de Kingsnorth gracias a la presión popular

Los campesinos colombianos se rebelan ante la construcción del embalse del Río Magdalena

publicado el Henrio

R�­o Magdalena (Colombia)
La corriente del río Magdalena -el más grande de Colombia- avanza por pronunciados meandros a su paso por la región de Huila y estos dan lugar a algunas de las tierras más fértiles del país. De esas tierras brota cacao, café, maíz, plátano, yuca y tabaco. Las comunidades de campesinos y ganaderos que viven a lo largo de su curso suman ya varias generaciones, pero un proyecto hidroeléctrico del gobierno colombiano y Emgesa -filial de la española Endesa- cubrirá sus tierras de agua y, para más inri, la energía que produzca puede que ni siquiera la disfruten los damnificados.

Los campesinos están furiosos porque serán expulsados de las tierras que han cultivado durante años. Si lo traducimos a cifras estamos hablando de un embalse de más de veinte mil hectáreas, de casi sesenta kilómetros de longitud, de mil quinientas personas reubicadas y ocho industrias artesanales que se verán obligadas a mudarse. El proyecto, que ha sido bautizado como embalse de El Quimbo, es parte de la campaña para fomentar la inversión internacional en el país y de un plan nacional para la seguridad energética. Es decir, desvisten un santo para vestir a otro. Vale que el bien general está por encima del de unos pocos pero, ¿es este el caso?

No lo piensan así las organizaciones sociales que se han reunido en la Plataforma Sur con el fin de oponerse al proyecto. Su portavoz es Miller Dussán, profesora de la Universidad Surcolombiana de Neiva, que asegura que “El Quimbo será una catástrofe ambiental y social”. En la calle son de su misma opinión como lo demuestran las protestas, que crecieron cuando las autoridades municipales de las poblaciones que serán inundadas no se mostraron contrarias al proyecto en las reuniones con la Administración Central. En un intento vano por reducir la resistencia, el Gobierno contraataca con medidas a favor de la región afectada como la inversión en los municipios circundantes del seis por ciento de las ventas anuales de electricidad a que dé lugar El Quimbo. Y ya estaba tardando la socorrida zanahoria de la creación de puestos de trabajo, en este caso la ruleta de la fortuna marca tres mil. Vale, pero cuándo se acabe de construir en 2014, ¿qué?

Continúa leyendo: Los campesinos colombianos se rebelan ante la construcción del embalse del Río Magdalena

Ganaderos belgas protestan regando un cultivo con miles de litros de leche

publicado el Henrio

Protesta de ganaderos elgas
Hay formas de protestar que, en lugar de ganarse el favor de la opinión pública, ponen a ésta en contra. Podría ser el caso de los productores de leche belgas, que reclaman ayudas para salir de la crisis y se rebelan ante los bajos precios que impone el mercado lácteo. A una de las organizaciones en lucha, Vía Campesina, no se le ocurrió otra cosa para llamar la atención sobre sus problemas que regar un campo con leche. Hasta tres mil litros fueron arrojados en un terreno de cultivo de más de veinte hectáreas situado cerca de la ciudad de Ciney.

Los mil ganaderos belgas (valones en su mayoría), a lomos de varios cientos de vehículos, se citaron en esta población al sur del país. La cantidad vertida no fue escogida de forma aleatoria: Es la producción diaria de leche de la región de Valonia. Entre las pancartas colocadas en tractores y camiones se podían leer lemas como “Un precio justo para nuestros productos” o “La regulación es la solución”. ¿Regulación como sinónimo de proteccionismo? Es decir, penalizar los productos de países no europeos para asegurar su posición en el mercado. La solidaridad y la justicia no son fáciles cuando la supervivencia económica está en juego. Sin embargo, lo que demanda el sector parece razonable: Crear una institución de carácter europeo que calcule regularmente los costes de los ganaderos a la hora de fijar los precios.

Juzga tú mismo, un litro de leche aporta al ganadero veinte centavos pero estos aseguran que el coste que supone producirla es casi el doble. ¿Qué pagas tú en la tienda por cada brick de zumo de vaca? No es tampoco la primera acción de protesta, la campaña de los productores lácteos –unos cien mil en toda Europa- comenzó con otros cuatro mil litros de leche vertidos frente al Ministerio de Agricultura alemán. También levanto acta de protestas más civilizadas, como la entrega de vasos de leche a los funcionarios que entraban en la sede del Consejo de la Unión Europea, principal destinatario de sus protestas.

Continúa leyendo: Ganaderos belgas protestan regando un cultivo con miles de litros de leche

Campaña en contra de la brutal fiesta de los toros alanceados de Tordesillas

publicado el Henrio

Cartel anti Toro de la Vega
Sangre, tortura y muerte. Con estas tres contundentes palabras definen decenas de organizaciones -PACMA, AnimaNaturalis, …- la tradición del conocido como Toro de la Vega de Tordesillas (Valladolid). Esta fiesta –término que no merece ser aplicado a ningún evento en el que haya sufrimiento humano o animal- lleva celebrándose desde la época de los romanos pero para los actos de protesta es el quinto año. Precisamente su origen ancestral es el argumento al que se agarran como clavo ardiendo los defensores de la carnicería anual.

¿Defenderán también la reanudación de torneos y sacrificios en el Coliseo de Roma? Sí, lo que digo es demagogia, pero o la desterramos o jugamos todos a lo mismo. Así que de nuevo llega mediados de septiembre y el Toro de la Vega, una macabra celebración en la que cientos de personas persiguen a pie o a caballo por campo abierto a un toro. Pero no a pecho descubierto, claro, portan varas y lanzas con las que lo acosarán y torturarán hasta su muerte. Una muerte lenta y cruel que lo único que muestra es la cobardía de sus asesinos. El mozo o moza que tenga el dudoso honor de ser el responsable de clavar el último lanzazo será premiado con los testículos del toro y los lucirá orgulloso (tétrico orgullo) atados en su bastón.

Me cuesta imaginar una tradición más sanguinaria (y eso que hay para elegir no sólo en España) y, sin embargo, está señalada como fiesta de interés cultural. Una distinción con la que no estaría de acuerdo Moscatel si supiera el destino que le espera. Moscatel es el nombre del toro al que este año le tocará morir de esta horrible manera. En su rescate y en el de sus predecesores acuden las organizaciones pro-derechos de los animales, que aumentan cada año la magnitud y logística de sus protestas. Caras populares incluidas como la de Jesús Cifuentes, cantante de Celtas Cortos. En esta ocasión han fletado tres autocares que acercarán hasta Tordesillas a manifestantes procedentes de Barcelona, Madrid y Vigo.

Continúa leyendo: Campaña en contra de la brutal fiesta de los toros alanceados de Tordesillas

La crisis del agua pone contra las cuerdas a Yemen

publicado el Henrio

Sanaa, capital de YemenLo reconozco, esta no me la sabía. Yemen, ¿capital? No sé si la hubiera acertado en mi época de estudiante pero ahora suspendería seguro el examen de geografía. Tampoco conviene memorizar este dato, no porque no sea interesante sino porque se ha planteado la posibilidad de que el país asiático cambie su capital. ¿Motivo? El agua. El responsable del Programa de Desarrollo de la ONU para los países árabes es Hosny Khordagui, contempla la opción pero cree que “a nivel político se considera inaceptable”. La ciudad en cuestión es Sana’a –castellanizado por algunos como Saná– y sus dos millones de habitantes sufren tremendas restricciones de agua corriente. Hay barrios que la disfrutan sólo una vez a la semana y, en otras zonas, simplemente no hay.

Se ha pensado en satisfacer las necesidades de la capital trasvasando el agua desde otra cuenca hasta Sana’a, pero esta medida desataría una disputa sobre los derechos de agua, paso previo a una guerra civil. Los expertos no tienen dudas: El agua es el problema número uno de Yemen por encima de las revueltas tribales y la pobreza generalizada, aunque todo está íntimamente relacionado. No lo dicen por decir, la ONU sitúa el nivel mínimo de agua en mil metros cúbicos anuales por persona pero, agárrate, Yemen marca algo menos de cien metros cúbicos. En general, los estados árabes –excepción hecha de Egipto, Irak y Líbano- están situados bajo ese límite, situación que se ve acentuada por los efectos del cambio climático. Otro líquido marca la diferencia con sus vecinos: el petróleo. Los estados del Golfo, con las alforjas llenas de petrodólares, se permiten soluciones enormemente caras como la desalación o la extracción desde grandes profundidades pero Yemen es el país más pobre del mundo árabe.

Sus habitantes van tomado conciencia de su situación. En el sur, la escasez de agua se ha traducido en protestas y violencia en la ciudad de Adén (en la última manifestación murió una persona y tres resultaron heridas). Aún así, las ciudades no son la peor opción, la sequía está obligando a muchos campesinos yemeníes a vender sus posesiones y emigrar. No siempre fue así, en la década de los setenta el agua subterránea alimentaba los regadíos, pero eso ya forma parte del pasado. Hay datos curiosos que me rompen los esquemas, como por ejemplo que una cuarta parte del agua utilizada en todo el país va destinada a las plantaciones de qat. ¿Qué es el qat? ¿Un alimento básico? ¿Un cultivo trascendental para la exportación? Pues no, se trata de una sustancia levemente narcótica muy presente en la vida social de los yemenitas. Digamos que el qat ocupa el lugar del tabaco. Jac van der Gun, director del Centro Internacional de Evaluación de Recursos de aguas subterráneas, compara la situación del país con la de la vecina Omán:

Continúa leyendo: La crisis del agua pone contra las cuerdas a Yemen